Vida Cristiana Facil

La Forma más fácil de vivir la vida Cristiana

Uno de los problemas más grandes que tenemos como cristianos es aprender a vivir esta nueva vida que Dios nos entregó. En las relaciones matrimoniales o en la relación con otras personas es donde nos damos cuenta que no sabemos aplicar los principios de vida que la biblia nos informa que debemos tener para vivir en armonía.

Esto sucede pues existe un “gap” o sea una brecha entre haber aceptado a Cristo y la conducta ideal que debemos tener al ser cristianos. ¿Como se cierra esta brecha?

Pedro nos dice en su segunda epístola Cap 1: “Con su poder divino, Jesús nos da todo lo que necesitamos para dedicar nuestra vida a Dios” en su resurrección Jesús nos entregó a quienes le hemos aceptado el Espíritu Santo y Pablo en Ef. 1:13 nos dice que “… habiendo creído en él, (Jesús) fuisteis sellados con el Espíritu Santo…” O sea que si fuimos sellados cuando creímos el E.S. no se va a ninguna parte, está adentro nuestro con sello divino. Algo que se sella es imposible que salga afuera. Piensa un momento como se usan los sellos para impedir que algo no se abra y se salga lo que está adentro.

Entonces el Espíritu Santo que tiene la habilidad de duplicar la vida de Cristo en nosotros, llegó para quedarse y ayudarnos en nuestra transformación y es por esto que Pedro continua en el mimo capítulo diciendo “…Todo lo tenemos porque lo conocemos a él, quien nos llamó por su gloria y excelencia. Así, nos dio promesas preciosas y valiosas; confiando en ellas, ustedes serán semejantes a Jesús y podrán escapar del mundo, el cual será destruido a causa de los malos deseos de los seres humanos”.

Nos dice que porque Jesús está en nosotros por medio del E.S. a) tenemos todo lo que necesitamos para ser como él. b) Las promesas de Jesús que están en todas las enseñanzas del N. Testamento nos ayudaran a lograrlo (ser como él), c) y de esta manera podremos dejar de vivir como habíamos vivido cuando éramos mundanos con un carácter egocéntrico preocupánonos mas por nosotros que por los demás (cónyuges, hijos, padres, amigos, ¿ el prógimo?)

Ahora bien una cosa es leer las enseñanzas de Jesús, pero otra cosa es ponerlas en práctica. Pedro estuvo con Jesús, comió con él, habló con él, caminó al lado de él, lo esperó cuando Jesús tenía que ir al baño, se sentó a la mesa con él, en fin lo que escribe Pedro tiene un valor inmenso para ayudarnos a entender la vida cristiana, pues es como si dijera “muchachos lo que les digo es la absoluta realidad, no hay otra forma de vivir la vida cristiana, por favor préstenme atención pues así es como se hace…”

Y sigue diciendo “Como ya tienen esas promesas, esfuércense ahora por mejorar su vida…”

Y tú le responderías “pero si me esfuerzo entonces quiere decir que tengo que trabajar, es algo que tengo que hacer yo o sea que debo mirar mi conducta y tengo que producir los cambios. Yo pensaba que si el Espíritu Santo estaba en mí en “forma mágica” iba a cambiarme, como que un día me iba a despertar y “puf” ¡ya sería santo!!!!!

A diferencia de los animales que no tienen raciocinio y actúan bajo instintos los seres humanos tenemos raciocinio. Los animales tienen emociones y aunque se guían por instintos también tienen cierta capacidad de razonamiento pues hemos visto vacas que con la lengua pueden abrir portones para salir a buscar heno y hasta un gorila aprendió a comunicarse por señas con su entrenador para dar a entender que cosas quería. Pero lo que nos diferencia de los animales es el símbolo en la capacidad de comunicación abstracta con nuestro lenguaje.

Ahora bien el Espíritu Santo dentro nuestro, usa nuestro raciocinio para ir mostrándonos desde adentro lo que debemos cambiar y a veces le hacemos caso y a veces no le prestamos atención y seguimos en nuestra conducta egocéntrica. Cuando le preguntaron a Miguel Ángel como era que sin mirar un modelo él podía esculpir esas increíbles estatuas de mármol, y él respondió “la escultura ya está adentro de esa roca yo solo la libero con mi cincel” Cristo ya está dentro tuyo y tu lo liberas con el cincel de tu voluntad, esculpiendo voluntariamente el mundo fuera de ti.

Entonces Pedro sigue diciéndote “ahora que has creído y que tu fe es buena: a la fe, añádanle un carácter digno de admiración; al carácter digno de admiración, añádanle conocimiento. Al conocimiento, añádanle dominio propio; al dominio propio, añádanle constancia; a la constancia, añádanle servicio a Dios; al servicio a Dios, añádanle afecto a tus hermanos en Cristo y a ese afecto, añádanle amor.”

Tu fe, ha permitido la llegada del E.S a tu vida, lo tienes dentro con la posibilidad de que duplique la vida de Cristo en ti o que se quede quietecito sin decir nada hasta que empieces a esculpir a Cristo en ti y ahora Pedro te dice que si usas tu razonamiento humano que te separa de los animales que obran por instinto (no con tus impulsos mundanos que te atan a la conducta antigua de pecado egocéntrico) que “ Si todas estas cosas están presentes en tu vida y aumentan, entonces no serás una persona inútil y no habrás conocido en vano a nuestro Señor Jesucristo. Si a alguien le faltan estas cosas, (las características de personalidad que se describen en  los vs. del 5 al 7) entonces está tan corto de vista que está ciego y ha olvidado que sus pecados le fueron perdonados. 10 Así que hermano, Dios te llamó y te eligió. Por lo tanto, esfuérzate (usa tu raciocinio para permitir que el E.S. termine de sacar hacia afuera a Cristo en ti) por demostrarlo en tu vida, y así nunca caerás, 11  (y mira lo que te acontecerá) sino que recibirás una grandiosa bienvenida al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” y no hay dudas que mientras estés en este planeta vivirás mucho mejor pues obrando en tu vida para modificar tu carácter estas esculpiendo la imagen de Cristo en ti y con cada golpe de cincel (tu voluntad de quitar lo que no te sirve de tu personalidad para poner una respuesta de amor) Cristo en ti será tu esperanza de Gloria (Colosenses 1:27) – Pasajes de la biblia NTV modificados y personalizados.- Dr. O. Marino Casseignau –  www.consejeriadefamilia.com/dr-marino